Primeros trabajos en el terreno

Hace algún tiempo uno de nuestros socios fundadores se vio en la disposición de haber arrendado el terreno que podéis ver en la foto. Como gran equipo que somos, decidimos que, entre todos, habilitaríamos la zona para poder empezar a hacer actividades de Constelación.

Así que el día 6 de junio nos liamos la manta a la cabeza y empezamos con los trabajos en el terreno. La superficie es de 14000 m2 que abarcan ambas laderas del barranco y su cauce.

El solar admite posibilidades infinitas para poder desarrollar actividades, sin embargo, hay que empezar desde cero. Son esas tareas básicas las que decidimos empezar hace dos semanas.


Así que se preguntarán… ¿y qué es lo que van a hacer?

Pues delimitar la parcela. Cuando llegamos por primera vez no supimos muy bien cuánto terreno abarcaba hasta que no vimos los planos. Una vez tuvimos claros los límites, el siguiente paso fue vallar el perímetro para marcar una referencia clara de este solar privado y poder evitar el acceso de personas ajenas a Constelación.

Solo esto nos llevó toda la mañana, sin embargo, no es tanto trabajo siempre que se haga en la mejor compañía.

Gracias a los diferentes perfiles de los socios que nos juntamos ese día y a las aportaciones y puntos de vista de cada uno de ellos conseguimos terminar el trabajo previsto ¡y en menos tiempo!


Seguiremos informando de las mejoras, seguro que pronto podemos ofrecer mucho más que un solar vacío. Ya estamos deseando ver correr el agua y los caminos allanados.
¡Recuerda suscribirte para seguir recibiendo toda la info!